Mi nombre es Karen Micaela González, nací el día 08 de diciembre de 1999, en Buenos Aires. Toda mi vida viví en Villa Madero, un barrio de La Matanza. Mi familia consiste en mi mamá Andrea, mi papá Gustavo, y mi hermana menor Geraldine. Tengo dos perras llamadas Yiyi y Mía y una tortuga marina llamada Eluney.

A los 4 años de edad me regalaron mi primera computadora PC, desde ese entonces me encantaba usarla para jugar y  hacer dibujos… hasta que de a poquito sola empecé a manipular programas para la edición de fotos, videos y audios, como también para grabar música en CD`s,  obviamente programas que fueran fácil de adquirir ya que era chica y todo lo que fui aprendiendo fue “haciéndome maña” sola.  Siempre fui la “tecnológica” de la familia, así que cualquier cosita que tenían que hacer en la PC recurrían a mí.

De a  poco también fui aprendiendo a usar el paquete office, como Word, Excel… ya que en primario tuve informática pero como mi colegio no le ponía tanto énfasis a la materia los termine aprendiendo a usar por cuenta propia, siempre “toqueteando” e investigando.

A los 10 años arranqué diseñando las invitaciones para mi cumpleaños, y en 6to de la primaria y  secundaria hasta diseñé las camperas de egresados de todo mi curso.

Me destaco por ser una creativa e hiperactiva, siempre me gusta hacer y aprender cosas nuevas.

Cuando estudio me gusta escuchar música del genero Dubstep y Deep House ya que siento que me liberan,  no me distraen a lo contrario, me hacen concentrar aún más en lo que estoy haciendo y abre mi imaginación.

A los 16 años, todavía estando en el secundario, hice un curso de Estilismo, lo cual solamente lo hice por hobbie aunque hoy en día me súper sirvió para conseguir trabajo y tener mis propios ingresos mientras voy a la facultad. Conseguí trabajo a la semana de terminar el colegio y ya trabajé en 4 peluquerías, así que tengo mucha experiencia en el rubro, sumando que trabajo muy bien gracias al aprendizaje que fui obteniendo con el tiempo.  Actualmente (marzo 2020) renuncié a mi trabajo para enfocarme a full a mis últimos cuatrimestres de la carrera, ya que también en mi casa me estoy armando una pequeña peluquería para atender a mis clientes del barrio, que por suerte cada día crece aún más y por eso puedo seguir generando ingresos manejando mis tiempos.

En mi último año del secundario llegó el tiempo de elegir que estudiar, mi carrera a seguir. Fue muy difícil, porque me la pasaba investigando y habiendo cosas que me llegaban a gustar como la Psicología y Psiquiatría, pero no me terminaban de convencer… así que conocidos me empezaron a tirar la idea de estudiar Diseño Gráfico, aunque, tampoco me cerraba el plan de estudio. Investigando mucho encontré la existencia de la carrera Diseño Multimedia, empecé a ver el plan de estudio y dije “¿esto es real?” “¿En serio hay una carrera que se dedique a eso?” y me súper entusiasmé. Averigüé muchas facultades, fui a charlas… pero tampoco me llegaban a cerrar del todo, y no sé por qué deje a Escuela Da Vinci para para el final. Hasta que fui a una charla y quedé “embobada”, ¡no lo podía creer! ¡Ame la carrera, el plan de estudio y su institución! Y sin dudas dije “esta es mi carrera”.

Por suerte siempre tuve el apoyo de mis padres en hacer lo que me guste. La palabra de mi padre al momento de anotarme fue “No entiendo nada de tu carrera, pero mientras te guste”.

Mi enfoque personal es estudiar, aprender y hacer lo que me gusta, llenarme de conocimientos, ya si el futuro se va creando solito. Y sobre todo, mi frase de cabecera  es “Haz las pequeñas cosas con gran amor”.